Compartir
Klout, PeerIndex, Grader, la realidad de todos los índices de influencia Social Media!

Klout, PeerIndex, Grader, la realidad de todos los índices de influencia Social Media!

Muy bien, desde el último cambio en el algoritmo de Klout, con el que muchos usuarios sufrieron un fuerte golpe en su índice de influencia, mucho se ha dicho que estos sistemas, que si sirven, que si no. Una gran variedad de comentarios. Hoy les comparto mi forma de ver los índices.

En lo personal, considero que los índices siempre serán útiles, pero es importante conocer sus capacidades y limitantes, ya que definitivamente no son, y dudo que en el corto plazo alguno pueda ser, un verdadero índice de influencia.

No los odies por querer ser bonitos!

Tanto Klout, PeerIndex, Grader y demás sistemas de influencia buscan posicionarse como el líder y el estándar de influencia, y por ende su publicidad es muy clara en ese sentido. Klout por ejemplo, dice ser “El estándar de Influencia en Social Media“.

Y no hay que culparlos por querer ser bonitos; mismo dosensocial es “El Portal de Referencia en Social Media en Español” (contenido original y de calidad). Y claro, es nuestro trabajo el que respalda nuestras palabras, y de igual forma es lo bien que estos índices hagan sentido que la gente va a confiar en ellos. Si tu ves que un usuario es claramente influyente y ellos no lo ven así, pues la confianza en ellos bajaría y viceversa.

Todos los que estamos en el mundo Social Media, debemos de tener algo de conceptos de Marketing (sin que se mal entienda), finalmente también hay que vestir bien nuestro producto y/o servicio. Dicho esto, quisiera que pasáramos más allá de las palabras que cada uno de los ofertantes usa para describirse y tratemos de darles forma de lo que realmente son.

Lo que sí pueden saber…

Estás empresas se han ido volviendo cada día más listas, con algoritmos cada vez más complejos que buscan determinar el nivel de influencia, y entre los elementos que consideran están:

  1. Frecuencia de actividad
  2. Volumen de menciones
  3. Volumen de gente reenviando tu mensaje
  4. Volumen de gente respondiendo a tu mensaje
  5. Tiempo de vida de tus mensajes
  6. Número de conexiones (hacia ti, y de ti)
  7. Capacidad para generar tráfico hacia un punto (liga)
  8. Análisis limitado de sentimiento *en algunos, nulo*
  9. Determinar temas “comunes” en mi conversación
  10. Determinar el nivel de influencia de nuestras conexiones (sí, entre más influyentes sean con los que hablas mejor)
  11. Determinar los valores anteriores en sus mínimos, máximos y promedio
Por mencionar algunas de las más relevantes, claro que hay mucho más, la información que da nuestra huella digital bien podría darnos miedo (se imaginan que me diera nivel de influencia en base al costo  del platillo promedio de los restaurantes en los que les hago check-in en Foursquare?, que no se le atore la McDonald’s, usted coma tranquilo).

Lo que no pueden saber…

Aunque cada día son más listos, todavía no tienen la capacidad para captar nuestra esencia humana, y por ende el verdadero nivel de influencia. Algunos puntos en los que todavía están muy verdes.

  1. Procesar a todo el universo de usuarios, de ahí que el rank sólo aplica a los que tienen registrados (realmente nunca estarás seguro si eres el número uno, y seguramente no eres el último)
  2. Procesar a todo el universo de plataformas sociales, a lo mejor eres muy bueno en Orkut o Viadeo, oh, lastima, esas plataformas no se toman en cuenta
  3. Entender el sentimiento (real) de las menciones, menos en lenguajes tan complejos como el español. Bien me podrían mencionar miles de veces con “@jorgeavilam saludos con cariño para tu mami” sin reconocer que es insulto y sarcasmo (ouch), y mi nivel de influencia por el cielo
  4. Diferenciar si soy influyente o popular, y claro que hay algo de influyente en toda persona popular, pero no es una regla. Por ejemplo, puede entretenerme ver a un comediante o cantante, pero no necesariamente le haría caso si me dijera que vote por algún candidato
  5. Anteriormente mencionaba que ellos pueden conocer los temas “comunes” en mi conversación, pero no tienen forma (aún) de determinar si es mi opinión, o la de alguien más. Y claro que la influencia tiene mucho que ver con el nivel de especialización y confianza que genera una persona. Cosas todavía difíciles de medir
  6. Y claro que estos algoritmos todavía no saben de la parte del “corazón” humano, por ejemplo, yo puedo conocer a alguien y hacerme muy “amigo” de esa persona. Y tal vez por una u otra cosa, dejamos de escribirnos, para estos algoritmos esto significa que esa persona deja de influir en mí (o yo en él), pero claro que si viera que necesita ayuda o solicitará algo, yo y muchos más actuaríamos

Y así podría enlistar muchos otros puntos; seguramente, ustedes también.

Conclusiones

Con todo lo que expongo, no quiero decir que los índices no sirvan, sólo que en realidad deberíamos de pensar en ellos como lo que realmente son, una simple ayuda para mejorar nuestra presencia en Social Media; si comienzo en 1 y después voy en 50 quiere decir que estoy progresando, pero no entraría en depresión si un día cambian el algoritmo y mi calificación baja radicalmente. Nada que no puedas arreglar con aplicarte un tiempo.

Los índices nos ayudan a medir nuestro progreso, a compararnos con nuestra competencia, a encontrar gente que quisiéramos invitar a nuestro proyecto Social Media; pero sobre todo a trabajar de una forma ordenada que nos permita dibujar un camino de progreso a través del tiempo, por más difuso que sea.

Tomemos a las herramientas de influencia como simple referencia, es importante que nosotros agreguemos nuestra perspectiva a la hora de hablar con un “influyente” de los medios sociales. Hay gente que por más alto rank que tengan no los quieres cerca de tu marca. Hay que trabajar nuestra influencia, y cada que alguien presuma su calificación hay que ponerle una buena cara, finalmente quién no se dice “Hola Guapo!” cuando se ve en el espejo de ves en cuando?

Y tú qué opinas?

Jorge Avila
Encuéntrame en twitter.com/jorgeavilam, facebook.com/jorgeavilamx y Google+

  • Genial artículo, el único pero que le pongo, es que aunque el sentimiento que provoques sea negativo, también es influencia y se debe de medir igual. Es decir no creo que sea importante el contenido del mensaje para medir tu repercusión. Un saludo  y buen trabajo

    • Juan, Tienes razón al comentar que un sentimiento negativo también se considera influencia, actualmente así es, pero no debería ser así. 

      La influencia como “se vende” el día de hoy es de forma positiva, te dicen “estos son los influyentes”, siendo, como tu lo mencionas, que podrían ser influyentes por un sentimiento negativo. Por ende, sería interesante no sólo ver una calificación de influencia, sino una calificación de sentimiento. Tengo una calificación de influencia de 57, con un sentimiento de +20 (lado positivo) o -20 (lado negativo).

      Podríamos pensar en Peter Pan y el Capitan Garfio, ambos influyentes pero uno con un sentimiento positivo y otro negativo.

      Gracias por el comentario, es muy buen punto.

  • Pingback: Comsultor 2.0 – Francesc Grau » Klout: cuando tu identidad se reduce a un número()

  • Pingback: ERES POPULAR? « Sociedad de la Información y Globalización()

  • Coincido contigo… los “algoritmos” no conocen de cosas del “corazón”. 😉

  • Pingback: La definición de un Experto Social Media según @jorgeavilam « SocialMedia Ecuador()

  • Saludos Jorge, interesante punto de vista, los índices ayudan para la egoteca y para definir en cierto grado las líneas de acción, sin embargo no son indicadores obligados para nuestra estrategia en las Redes Sociales. Abrazo.

    • Sergio,

      Ciertamente para algunos son fuente de ego, pero que vacía vida si nos dejamos regir por un número de un tercero :P.

      Definitivamente ayudan para definir en cierto grado las líneas de acción, y creo que sí es muy conveniente tenerlos dentro de nuestras formula de medición de nuestra estrategia Social Media, ojo, no digo indicadores, sino formula de medición. Finalmente son parte de la ecuación que nos puede decir mucho para mejorar los indicadores reales de medición.

      Te envío saludos,

  • Pingback: La definición de un Experto Social Media según @jorgeavilam | tresensocial()