Compartir
¿Realmente entendemos el verdadero trasfondo de Social Media?

¿Realmente entendemos el verdadero trasfondo de Social Media?

Hace unos días Rafael Alatorre me compartió un vídeo, en donde se mostraba «los excesos» que la gente esta cometiendo con Social Media, la conclusión que uno podría obtener es: «Somos adictos a Social Media, ¿cuánto es suficiente?«. Hoy les comparto mi opinión al respecto.

Bien podríamos decir que Social Media tiene ya una década (de uso másivo) entre nosotros, y aún después de todos estos años existe una falta de entendimiento sobre lo que éste representa.

El efecto que muchos ven como una adicción, es en realidad una «necesidad del ser humano por expresarse«. Necesitamos atención, mucha. En mi opinión, estamos en ocasiones tan solos, que Social Media representa una forma de expresar todo aquello que hemos querido externar pero que por una u otra razón no ha sido posible.

Es muy curioso como el ser humano tiene ritmos de vida cada vez más acelerados, al punto tal que es difícil poder tener una agenda que permita interactuar con todos nuestros conocidos y al mismo tiempo permita crear nuevas relaciones; esto puede despertar en nosotros muchas emociones, desde un simple deseo de poder estar con nuestros seres queridos, hasta sentirnos tristes, vacíos y solitarios; ahí es donde Social Media cae perfecto como una alternativa para poder llenar ese vacío, y no me refiero a Social Media como tal, sino como habilitador para poder estar en comunicación con más personas en menos tiempo. Claro, no debemos abusar.

chinga-chinga

Es importante mencionar que Social Media no es un demonio ni una solución a nuestros problemas, es simplemente un medio por donde nosotros, los seres humanos, nos estamos expresando.

Si alguien checa Facebook mientras tiene sexo, les puedo asegurar que el problema de fondo no es Facebook. De repente me preguntan sobre los estudios que indican que Facebook es causante de divorcios, yo les respondó que fuera de que te hayas acostado con Facebook eso no es posible. Social Media simplemente transparenta nuestra forma de ser, ahora sí que nuestro verdadero yo. Es como si alguien dijera que se divorcio por culpa de su amigo, ya que éste le dijo a su esposa que era infiel; no nos hagamos.

¿Cuándo es demasiado simplemente demasiado?  no es la pregunta, la pregunta correcta es ¿Por qué nuestra atención no esta donde estamos?.

El ser humano es emociones, y para que algo «pegue» es porque toca emociones a tal grado como para no dejarlo. Esto es lo que tenemos que entender, y sobre todo, capitalizar. Entre más pronto lo hagamos, mejor para nosotros.

Aceptar el cambio es todo un reto, es normal; de hecho a todos nos pasa a cierto nivel. La tecnología cambia de forma vertiginosa, por ende es normal que refleje un cambio en nuestra forma de vivir.

Como todo en la vida, esto se puede usar para cosas buenas o malas, seguramente serán ambas. Así es esto, nada de qué preocuparse :). ¿y tu qué opinas?

Jorge Avila

Follow @jorgeavilamEncuéntrame en Google+Conoce más sobre Jorge AvilaView Jorge Avila's profile on LinkedIn